Páginas vistas la semana pasada

lunes, 23 de septiembre de 2013

Eternidad.


¿La eternidad existe? Me refiero a la eternidad de los sentimientos, sí, los sentimientos.
Eso que sentimos al ver a otra persona y que luchamos por ello.
Lo que pensamos al estar con nuestros familiares.
Lo que vemos día a día...
¿Todo esto acabará siendo eterno o solo durara unos minutos?
Hay demasiadas preguntas porque nadie sabe de un futuro.
Nadie puede saber lo que pasará o lo que no, pero siempre hay un sentimiento más fuerte que otro.
Ese sentimiento es el que nos ayuda a dar el paso de pensar: "Todo esto durará".
Y por eso todos luchamos, unas veces más y otras menos, con mucho o poco interés, pero siempre luchamos.
Hay veces que no nos gusta expresar nuestros sentimientos, ¿El por qué? Pues... Yo no lo sé.
Pero supongo que será por miedo a que los demás no piensen o sientan lo mismo hacía nosotros o sobre nosotros.
En todo caso, dar el paso de dejar ese miedo de expresarnos es difícil.
Difícil pero bonito.
Porque sabemos perfectamente que si tuviésemos la capacidad de saber lo que los demás sienten por nosotros, nos arriesgaríamos o no a decir nuestros sentimientos.
Y por no decirlos, exactamente por eso, muchas veces no es eterno.
Porque lo eterno se cumple si el principio fue arriesgado, difícil y se luchó por el.
Si no, no hay eternidad.
Si no, no hay sentimientos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario